Asegurado desde el primer día, sin condiciones ni letra pequeña.

Para clientes que opten por cambiar su anterior instalación de gasoil por una de biomasa, y requieran financiar la misma en un contrato de servicios energéticos, el ahorro obtenido es tal que permite amortizar la inversión y conseguir ahorros importantes. Sin inversión del Cliente. Sin derramas ni cuotas extraordinarias. Sin riesgo tecnológico.

Con este ahorro generado por el cambio de combustible de hasta el 60%, se cubre el coste de la energía, se amortiza íntegramente la instalación, no teniendo por tanto que desembolsar ninguna cantidad extraordinaria por su renovación, y, se obtiene un ahorro adicional desde el primer momento.

Sin trampa ni cartón.

Utilizando Biomasa ahorrarás hasta un 60%